julio 28, 2013

ABSENTA


Las tres medidas de ajenjo lo obligaron a procurar una solución rápida. Apoyó la palma de la mano sobre la llama de la vela y esperó agazapado. Olfatear el aroma de la carne quemada le devolvió la perspectiva. Sin dudas estaba alucinando pero lo fundamental era que seguía vivo. En los últimos meses la realidad y la fantasía se empeñaban en conspirar y a menudo lo colocaban en una posición límite. Perder la noción de la existencia no lo preocupaba demasiado, sin embargo comprendía horrorizado que este hecho afectaba su oficio y lo alejaba de su propósito final. 
De pronto las tripas le chillaron. Atravesó el cuarto a tropezones y buscó en la alacena. Ni siquiera quedaba una miga de pan. Extendió el brazo y los dedos sucios hurgaron hasta el último rincón. Regresó a la sala y allí descubrió la salvación que la Divina Providencia le ofrecía generosa. Mezcló el bermellón con el amarillo más luminoso que encontró y engulló la ración de óleo hasta dejar limpia la paleta. El estómago no se demoró en reaccionar y las convulsiones le zarandearon cada músculo del cuerpo. Se cubrió la boca tratando de impedir que su organismo expulsara la pintura. No acertaba a comprender cuál era la pretensión de Dios. Había hecho un pacto con él mismo y ya no le quedaba nada por entregar. ¿Acaso estaba maldito? 
Cayó de bruces sobre los trapos sucios y el vapor de la trementina lo hizo toser. Extenuado, se dejó atrapar por el sueño y se sumergió en su laberinto de tinieblas. 
“¡Vincent!” 
 Entornó los ojos y de inmediato reconoció aquella figura tan amada. Los labios manchados de barniz se contrajeron en una mueca de salvaje franqueza. 
“Hermano, tu fidelidad me condena”, sentenció sin piedad. 
 Theo lo sostuvo entre sus brazos y escondió la cara para que no lo viera llorar.

36 comentarios:

  1. Yo sé que esto lo viste.
    No es necesario que confieses tu edad.

    :P

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué ingrata es tantas veces la vida del artista, hasta la de algunos grandes maestros lo fue y lo estará siendo en estos momentos.
    Un beso, Bee!

    ResponderEliminar
  3. ¡Que bien recreas ese límite infinitesimal entre la genialidad y la locura Bee!!!! Genial lo tuyo... Abrazo

    ResponderEliminar
  4. Vincent Van Borjas se recreó en la orgía de girasoles que procuró santificar. ¿Por qué siempre tendemos a bebernos nuestro propio pecado?...

    Great work my BeeBee... (parafraseando a mi gordi)...

    ResponderEliminar
  5. Y por que no pensar que el vómito que le habrán producido esas sustancias no acabaron siento una bella obra, metafórica o literalmente.
    Por cierto, hace mucho leí algunas cartas que se enviaban Vincent y Theo, pero eso no es lo importante, lo importante es la fuerza del Arte, siempre tan cercana a la locura, al descontrol, a la perdición.

    Daqui pra frente vou te cumprimentar em português, não quero que essa cadela da Sarca roube as minhas palavras ;)
    Um monte de beijos.
    HD

    ResponderEliminar
  6. Me quedé pensando en la misma dirección que Humberto, en el arte y la locura...en el sin filtro, la honestidad y crudeza de esas producciones que conectan con nuestro interior hasta la emoción...

    Muy bueno Bee

    ResponderEliminar
  7. Uf, ya no voy a entrar al estudio con la misma tranquilidad.

    ResponderEliminar
  8. TORO:
    Xavi!!! Yo sabía que ibas a descubrir que duermo en un frasco de formol... ;-)
    Besos salvajes, Toro Loco!
    ZAVALA:
    Hola, mi amigo! Tengo la certeza que los genios (por eso lo son) viven en el límite entre lo real y lo ideal. Debe ser muy complicado transitar esta vida con tamaña exigencia. Otro beso para tí!
    PEREGRINO:
    Muchas gracias, Osval! Mi papá fue la perosna que me mostró el primer cuadro que vi de van Gogh. De inmediato me fascinó. Empecé a buscar toda la info que podía y descubrí que era un hombre muy intenso. Era esa clase de personas
    que no dudan en entregar la vida por lo que creen.
    Abrazo grande!
    SARCO:
    Son lo gajes del oficio, amigo Sarco. Este hombre no era un tibio. Matar o morir. Heavy, no?
    Jajaja!!! Kisses for you too!
    HUMBERTO:
    Absolutamente! Con toda humildad, te digo querido negro, que el Arte puede derivar de las acciones más inesperadas.
    Y como le decía a Osvaldo, Van Gogh era un tipo muy intenso. Fijate que empezó a pintar de grande (después que ingresó a trabajar en una galeria de arte) y en pocos años pintó como enajenado y produjo más obras que otros artistas que pintaron toda la vida. Si a eso le agregás la presión de querer crear un estilo diferente... Y el pobre estaba al límite.
    Recojo el guante y:
    Beijos do coração para você! :)
    MAGAH:
    Así es, Gaby. Es esa intensidad que solamente aparece cuando el compromiso con algo te conmueve las entrañas. Hasta el final, hasta la última gota de sangre.
    Muchas gracias, Maguitah!
    Besos miles!

    ResponderEliminar
  9. SERGIO:
    Uyyy, bro! te me colaste mientras respondía! Jajaja! Por favor, sigue entrando al estudio y disfrutando como siempre. Yo creo que se puede vivir sin torturarse. No te niego que cuando a uno le apasiona algo, se nos complica un poco la cosa. De todas formas, intentemos disfrutar del proceso.
    Abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  10. Intensa la vida de este artista genial, quizás poseído por alguna potencia mental externa, un misterio, el relato es formidable, BEE!!!
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. Muy bien creado el clima de la enajenación, mezclada con el ajenjo.Eso ocurre cuando un genio le entrega su alma al Arte, sin términos medios.
    Me gustó mucho, besos Bee.

    ResponderEliminar
  12. CEO:
    Muchas gracias, Eduardo! Sin dudas Vincent era una criatura muy especial. Por eso siempre que veo su obra, viene a mi mente el concepto de INTENSO.
    Un abrazo fuerte, amigo!
    MIRELLA:
    Muchas gracias, Mirella! Esta clase de genios tienen esa dualidad: una lucidez fenomenal para crear y ese margen de locura que van casi de la mano.
    Un beso!
    MUCHA:
    Nooooo!!! Vos porque me querés, Mucha!!! ;-) Intento con mucha pasión poder crear una historia y que a ustedes los conmueva. Para bien o para mal, pero que no les sea indiferente. Si lo logro, me doy por satisfecha.
    Besos porteños!

    ResponderEliminar
  13. A mí siempre me ha dado mucha pena Vincent. Creo que ni siquiera sabía lo genial que era... Un relato maravilloso, como siempre. Un besote.

    ResponderEliminar
  14. Pretty as a picture Bee!! Lo único bueno de no ser genial es que suele sobrarte comida. Aparentemente la mediocridad se condice con la solvencia. Abrazo!

    ResponderEliminar
  15. que velocidad tiene este texto! se siente el vértigo de su locura, y el nombre Vincent es una trompada en la boca del estómago!!!
    EXTRAORDINARIO BEE!

    una abrazo mi querida amiga

    ResponderEliminar
  16. MI ÁLTER EGO:
    Muchas gracias, amiga! Vincent creo que no tenía idea de su genio. Es más, se consideraba un fracasado. Alma torturada.
    Un beso grande!
    ATO:
    Uyyyy Pepe!!! Que excelente conclusión! Esta vez no puedo bromear. Creo que dijiste una genialidad.
    Abrazo fortinero, Pepe querido!
    ESCARCHA:
    Gracias, Diana! Me alegra que hayas notado el ritmo. Esa fue una de las consignas. Resaltar el vértigo de los sucesos, pequeños, pero letales.
    Besos embrujados, morocha linda!

    ResponderEliminar
  17. Creo que te adentraste en la genialidad del artista, muchas veces, la mayoría, incomprendida... Rareza, locura, obsesión, llámalo Absenta... Siempre admiré su arte, lo que dejó es irrepetible... como tu forma de narrarlo. Besos amiga.

    ResponderEliminar
  18. Gota a gota de oleo desgranas la pintura del relato con una suavidad hasta llevar al lector a ese final crudo y a la vez de comprensión.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Y hasta en los ambientes cultivados y en las mejores sociedades y en las circunstancias más favorables, hay que conservar algo del carácter original de un Robinson Crusoe o de un hombre de la naturaleza, jamás dejar apagar el fuego de su alma, sino avivarlo. Y el que continúa guardando la pobreza para sí y la ama, posee un gran tesoro y oirá siempre con claridad la voz de su conciencia; el que escucha y sigue esta voz interior, que es el mejor don de Dios, concluirá por encontrar en ella un amigo y no estará jamás solo...
    Que esté allí nuestro destino, muchacho, que tu camino sea próspero y que Dios esté contigo en todas las cosas y te haga triunfar, es lo que te desea con un cordial apretón de manos en tu partida, tu hermano que te quiere
    Vincent


    y así... amiga... que buen ambiente que te has creado...
    un abrazo
    carlos

    ResponderEliminar
  20. JULIE:
    Muchas gracias, querida Julie!
    Mi fascinación por la obra de Vincent es inevitable. Todos los demonios que pudieron acosarlo, no lograron ni siquiera opacar un gramo de su talento y de su búsqueda constante.
    Todo mi cariño amiga!
    NEL:
    Muchas gracias por tus generosas palabras, Nel.
    Saludos para tí también.
    INNOMBRABLE:
    Qué emocionante manera de comentar, Carlos! Muchas gracias por el detalle. No hay mejor voz, que la del propio Vincent.
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  21. Hola, Bee. Con esas pocas palabras me has sumergido en la desesperación de un artista que lo ha perdido todo, hasta el deseo de vivir. Su locura le llevó a la genialidad o fue la genialidad lo que le llevó a la locura. Un pintor que muere comiéndose las herramientas de su arte, tragándose su arte porque lo llevó a la locura, comiendose su locura porque lo llevó a la muerte. Un relato vívido y lleno de sensibilidad. Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Muchas gracias, MARTA! Es un placer para mí que comentes que te ha conmovido el relato. Es el mejor premio para un escritor.
    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  23. Cotidiano y sencillo relato de estos dos tipos currando en una oficina...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  24. Muy bueno, AMANDO! Has visto? La mayoría deviene en un gris confortable y unos pocos vibran a todo color.
    Saludos, mi amigo!!!

    ResponderEliminar
  25. VOY A ESTAR AUSENTE UNOS DÍAS, PERO REGRESO EL LUNES PRÓXIMO.
    LES AGRADEZCO A TODOS POR LEER Y PARTICIPAR DE ESTE ESPACIO.
    UN ABRAZO ENORME!

    ResponderEliminar
  26. Hace tiempo, vi un video, en youtube, en el cual una chica bebe pintura y después la vomita sobre una superficie que no sé qué sea (lona, vinil, papel, lienzo).
    Bueno, después de repetir el proceso, varias veces y con diferentes colores, obtuvo un gran cuadro. (Al menos a mí me gustó jajaja).

    Genial tu relato, Bee. Me retiré temporalmente del facebook pero no me olvido de pasar por aquí de vez en cuando.

    Un abrazo desde México.

    Carlos.

    ResponderEliminar
  27. Querida Bee, hace mucho que no venía por aquí, lo cierto es que no iba a ningún sitio.
    Me parece muy buena la recreación, da igual quienes sean los personajes, aunque sean imprescindibles para contar la historia, a mi lo que me gusto fue el cine de tus palabras, verlo todo.
    Gracias por venir a verme.
    Un abrazo muy fuerte y besos

    ResponderEliminar
  28. Y de cómo emborracharse de arte es el único antídoto que queda cuando las musas se tornan brujas y los propósitos destrucción... Morir de arte o por falta de él... Uff, me cala hondo querida....Besotes.

    ResponderEliminar
  29. Pensar que este genio murió pensando que era uno de los grandes fracasados del siglo XIX!
    Has retratado con maestría ese espantoso sentimiento.

    Un fortísimo abrazo, querida Bee

    ResponderEliminar
  30. CARLOS V:
    Vaya experiencia la de esa muchacha, amigo!!! ;)
    Es un gustazo saber de tí!!!
    Un abrazo enorme vuela hacia México!
    ANTONIO:
    Hola, Antonio!!! Me alegra lo que dices. Soy de la idea de que uno debe hacer lo que sienta. Para mí, leer es un placer y lo hago con atención. Por eso aprecio que me visites con ganas. Eso es muy bueno para mí. Muchas gracias por tus lindas palabras y reitero, si te visito es porque me gusta.
    Abrazo!!!
    MELVIN:
    Oh, Mel! Este tema es muy especial para mí. No espero que todos comprendan lo que siento por el arte. Pero no puedo negar que sentirse acompañado es gratificante. Y veo que en esto estamos juntos.
    Besos miles, mi amigo!!!
    PATRICIA:
    Muchas gracias, Patri querida!!! Realmente fue una injusticia lo que sucedió con Vincent. Pero. quién dijo que algo de todo esto -ser artista hasta el tuétano- se realciones con la justicia? ;-)
    Besos y abrazos con todo cariño, mujer linda!

    ResponderEliminar
  31. Las dos estamos distraidas me cuesta escribir Estoy en un momento de mi vida tan bien conmigo
    que no hay ganas y a las canas me las teñi
    jaja un beso

    ResponderEliminar
  32. Estás linda y plena, MUCHA!!! Pura Vida, mujer!!!

    ResponderEliminar
  33. El arte se lleva en las venas... o en la panza je.


    Besos

    ResponderEliminar
  34. Hermoso. Y con cada letra construyes algo más al reconocimiento que en vida se le negó a Vincent.
    A veces tanto la justicia como el reconocimiento son póstumos y parte de tantas lecciones que nos dejó.
    Como artista aportas y reconoces tanto esfuerzo y angustia de quienes nos preceden.
    La más ínfima baratija trae detrás la historia de un chinito en una barcaza a quien le pagan sus labores esclavas con un tazón de arroz.

    ResponderEliminar
  35. LA MALQUERIDA:
    Jajaja!!! Donde sea, Flor!!!
    Un beso enorme, mi amiga!!!
    CARLOS:
    Muchas gracias, Carlitos! Ayyy, amigo... EL ARTE. Un tema tan sensible y tan especial. Para algunos es puro gozo, para otros, un castigo. Tantos puntos de vista como artistas lo abrazan...
    Un beso para tí, amigazo!!!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...